Producto turístico experiencial

.Se escucha hablar mucho sobre los productos turísticos experienciales, pero realmente ¿qué es un producto turístico experiencial? y sobretodo ¿cómo podemos incluir nuestro hotel o alojamiento turístico?

Lo primero que debemos entender es que un producto turístico tiene un objetivo claro que es la venta. La venta, en este caso, de las habitaciones de nuestro hotel, que es el principal objetivo, y mediante la combinación con diversos elementos, queremos que provoque que el cliente se decante por nuestro hotel y no por el de la competencia, es decir, el producto turístico experiencial es en este casa la combinación de mi habitación en el hotel con otros elementos de tal manera que se convierta en elementos clave de atracción para el cliente, y como consecuencia de esto se aporte un mayor número de ventas y reporte un mayor beneficio que si solamente vendiéramos la habitación sin incluirlo en un producto experiencial.

¿Qué es un producto turístico experiencial?

El producto turístico es de sobra conocido en cuanto a diferentes definiciones aportadas desde el punto de vista del estudio, y es que cada definición se adecúa a según qué investigador. Si bien es cierto que para entender el producto turístico tenemos que entender múltiples aspectos como:

  • Recurso Turístico, es decir, un tipo de atractivo capaz de generar visitas.
  • Servicios y equipamientos.
  • Infraestructuras.
  • Satisfacción del cliente.
  • Calidad ofrecida y calidad percibida.

La unión de todos ellos es el proceso de ensamblado que se necesita para que se cree lo que conocemos sobre productos turísticos. Se genere la producción de un servicio que se hace tangible para el cliente en el momento de su consumo. Y aquí es donde radica la complejidad y dificultad. Pero en este caso en la matización de experiencial es donde nos vamos a centrar.

Un producto turístico experiencial es el que combinando todos los elementos anteriores genera la SATISFACCIÓN en la experiencia del cliente, es decir, generan una vivencia satisfactoria en el cliente.

¿Cómo transformar nuestro hotel o alojamiento en parte del producto experiencial?

Para incluir a nuestro hotel dentro de la combinación del producto turístico del que venimos hablando, tendremos que transformar el producto en una auténtica experiencia en la que nuestro hotel sea parte importante de la misma, para ello debemos seguir una serie de pasos:

  1. Conocer nuestro destino
  2. Entender a nuestros clientes y qué les motiva a viajar a nuestro destino y en concreto a venir a nuestro hotel.
  3. Gestionar la experiencia.
  4. Vender el hotel como elemento esencial del producto turístico experiencial.

Según la web de destinos experienciales, se define como: aquel que promueve una VIVENCIA SATISFACTORIA que se consigue cuando el viajero atribuye SIGNIFICADO a aquello que hace durante su viaje“.

Es decir, la clave está en que nuestro hotel sea más que un lugar para dormir. Por ello, si lo que buscamos es un objetivo claro, es decir, buscamos que el cliente se sienta SATISFECHO en nuestro hotel. Y el momento en el destino sea toda una EXPERIENCIA, deberemos actuar en dos elementos claves del hotel:

  • Recepción, con un equipo capaz de guiar al cliente más allá de la mera información turística.
  • Dirección, capaz de dirigir a un hotel más allá de los números, con una concordancia entre lo ofrecido y las expectativas.

Desde el hotel y si queremos de verdad ser diferentes tenemos que dotar al equipo que más en constató está con el cliente de herramientas que hagan que el disfrute de la experiencia sea plena, para ella el equipo de recepción con un asesoramiento más allá de la mera información turística es parte esencial en la creación de la experiencia. Per es que dirección con su vocación de conducir al hotel por el mejor de los caminos debe crear lo elementos esenciales para que la experiencia sea plena, dotando a los equipos y departamentos de las herramientas necesarias.

Aquí el departamento de pisos será clave, porque será capaz de convertir habitaciones en verdaderos lugares especiales para el cliente. La comunicación interdepartamental ahora debe ser más importante que nunca.

Ahora el hotel es más que un lugar de camas y descanso

Y lo creo firmemente, ahora el hotel es un lugar que va más allá, donde la experiencia prima. Pensando en todo momento en el cliente, porque la competencia cada vez es mayor, pero a originalidad no nos debe ganar nadie.

Así que como conclusión, para convertir nuestro hotel en parte del producto turístico experiencial debemos tener muy claro que la clave está en cómo seamos capaces de adaptarnos a la necesidad del cliente. De este modo, cuando pase por nuestro hotel, tenga una vivencia satisfactoria y con significado, así y solo así, con el juego sincronizado de todos los miembros del hotel llegaremos a conseguirlo.

Pongo un ejemplo,  en Granada estamos ofreciendo con algunos hoteles con los que trabajo experiencias fuera de lo común, experiencias semiprivadas con transporte y atención personalizada, lo que se traduce en un SIGNIFICADO a su visita a Granada que va más allá, si además el cliente a la vuelta de la excursión encuentra todo preparado para un circuito de SPA, la SATISFACCIÓN es plena.

Como conclusión decir que cada hotel y cada destino es diferente, y aunque aquí se ha hablado someramente del producto sin ahondar en casos reales, si quieres que veamos la posibilidad de crear productos de este tipo donde tu hotel juegue un papel importante pincha aquí y hablamos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.